Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘MENSAJE SILENCIOSO’ Category


“EL ABRAZO ES UN MENSAJE DE AMOR AUDIBLE SOLO PARA EL ALMA.”

ABRAZO

Los habitantes de nuestro mundo de hoy, preñado de preocupaciones injustificadas; cautivos de  ambiciones desmesuradas; autómatas de  urgencias y necesidades creadas; enfermos de  apuros innecesarios e inútiles; recordando a Dios únicamente en las emergencias,  y con temor a… casi todo, perdieron la dimensión, trascendencia y sabor del abrazo fraterno, siempre lleno de mensajes… silenciosos.

El abrazo no  es sólo un acto de naturaleza y satisfacción física, sino también profundamente humano, y,  por su espiritualidad con forma de paraguas, donde podemos refugiarnos.

El primero, el más amoroso, edificante, permanente y por siempre, lo recibimos de Dios, cuando en el vientre materno nos dice al oído, en ese lenguaje solamente audible para Él y nosotros: eternamente estaré contigo y en estos brazos siempre encontrarás refugio.

Al nacer, el abrazo de la madre nos incorpora  a un mundo nuevo y desconocido, dándonos seguridad, confianza, ternura y… amor.

Al crecer, el abrazo del padre complementa la  seguridad y nos da la fortaleza necesaria para enfrentar una vida que no debería ser difícil, pero que,  paradójicamente, nosotros mismos nos la  hacemos todos los días más compleja.

El abrazo del amigo que escapa al egoísmo, del maestro que nos da un poco de sí mismo, de la novia que siembra sueños, y de la esposa que lo entrega todo, cierran el círculo de ese acto tan humano, lleno de mensajes, y para mì trascendentes, que produce el abrazo fraterno.

En cada oportunidad que tengo abrazo a mi esposa, mis hijos, mis nietos, mis hermanos y mis amigos; inclusive, algunas veces, aún a riesgo de no ser entendido o mal interpretado, abrazo a personas que acabo de conocer o que por una extraña sensación, siento que necesitan  un mensaje de apoyo o ternura.

Algunas veces he pensado que pudiera ser que lo haga más por mì que por ellos. Es que cuando abrazo, dejo que mi alma se materialice en mi cuerpo y disfrute esa extraordinaria experiencia de compartir físico-espiritualmente; alejado de cualquier mecanismo de defensa, sin egoísmo ni interés de ningún género, cual  no sea el de compartir mi amor y mi solidaridad humana con otro de mis semejantes.

Como cuento mi vida por períodos de veinticuatro horas, consciente de mi vulnerabilidad física y lo limitado de mi vida, no puedo dejar pasar la oportunidad de abrazar fraternamente, especialmente  a quienes amo. No me lo perdonaría si no volviera a verlos, o ellos nuncavolvieran a encontrarme.

Por eso siempre recomiendo a quienes se aman, abrazar y abrazarse al acostarse y levantarse; al despedirse y al regresar del trabajo o la escuela; al ratificar amor o compartir dolor. Es tan poco el esfuerzo pero tan reconfortante y de tanto contenido el resultado, que no hacerlo sería perder una oportunidad de regalar y regalarse un poco de… felicidad.

Así que, no pierda tiempo, vaya ahora mismo y abrace a su esposa y sus hijos, quienes tiene tan cerca. No lo deje para después; nunca podrá volver a abrazarlos con el sentimiento de este momento. Recuerde que no se puede entrar dos veces al mismo río porque el agua pasa; si no la tomamos ahora, pudiera ser que jamás podamos repetirlo

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: