Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘SISTEMA DESARROLLISTA’ Category

05_01EL FUTURO ES HOY Y SE LLAMA… CAMBIO

El Nuevo Presidente de USA no corresponde a una circunstancia del pasado: es un recuerdo que nos envía un futuro, que ya está aquí.

Más trascendente que el color de su piel o su recorrido para llegar a la posición pública más importante sobre la tierra, lo es que represente una señal que nos envía el futuro: un profundo cambio de la estructura social, que utilizará como ariete el sistema económico, cual como lo escribiera Marx, es la única estructura social real, porque lo demás son meras súper estructuras que utilizan los poderosos para sojuzgar a los débiles; porque hoy, más que nunca, la economía es el mecanismos idóneo para profundizar una justicia social global… inaplazable.

Barack Obama es la punta del iceberg de un nuevo mundo, que no podía continuar a favor de los privilegios de las minorías y en contra del derecho natural de grandes mayorías humanas, a obtener la cuota parte que en justicia les corresponde, en un mundo que fue dotado con todo lo que se requiere para vivir felices.

No tiene Obama una varita mágica, ni es labor de un solo hombre y su equipo, especialmente en momentos de una grave crisis económica mundial, guerras y convulsiones propias de los acomodos del mundo. Es una labor titánica; pero si existe la voluntad para producir cambios profundos, con una forma nueva y diferente de ver la razón de vivir, y un pueblo trabajador como el norteamericano le pone el hombro, creo que está comenzando bien.

No se puede cambiar de la noche a la mañana un modelo económico desarrollista, diseñado en función de la acumulación de riqueza y no de la mayor felicidad del ser humano. Ese escaso 5% de la población mundial que, de forma grotesca disfruta del 70% o más de sus recursos, no va a hacerle las cosas fáciles  a Barack Obama, ni a quienes como él en el mundo hoy representan un nuevo liderazgo que acelerará los cambios.

En un planeta con capacidad para alimentar a doce mil millones de personas, con una población que no llega ni a la mitad, hoy más de mil doscientos millones están bajo pobreza crítica: mayor prueba del fracaso, imposible.

El mensaje de producir una mejor redistribución de la riqueza encontró eco en una sociedad multiétnica, sedienta de equilibrio en las oportunidades, como es la norteamericana; lo ofreció el hijo de un inmigrante y de una minoría étnica, pero que no puede considerarse económicamente pobre o resentido, y el electorado lo creyó.

El camino es largo y difícil; especialmente por quienes, por su ansiedad e ingenuidad les será difícil comprender el proceso, que no producirá frutos de la noche a la mañana.

No importa de que país es presidente Obama; donde nació, su raza, sus padres, donde vivió o estudió. Lo importante es que representa un símbolo de cambio profundo en el país más desarrollado del mundo, que aúpa definitivamente, ese que todos los hombres de buena voluntad, en todos los rincones del mundo, tratamos de generar y hemos estado esperando desde que tuvimos uso de razón.

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: