Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘SHAILA DURCAL’ Category

Obsequio del Libro UNA VIDA FELIZ por 1.000.000  de visitas. HACER CLIK EN:

Una Vida Feliz

Escuché en televisión a  la cantante Shaila Durcal pronunciar ese refrán muy español de que “No hay mal que por bien no venga.”, lo cual me  llamó a reflexión sobre su contenido.

Haciendo una retrospección de mi vida tengo que aceptar que si no todos los sinsabores sufridos, la inmensa mayoría de los que recuerdo, con el tiempo me resultaron beneficiosos. En verdad,  son tropiezos o dolores que luego  se convierten en nuestros  mejores maestros, en esa asignatura que se convierte en  arte, a veces difícil de superar: aprender a vivir felices.

Así, a comienzos los años  Sesenta, más por necesidad que por vocación, inicié estudios de Contaduría Pública en la UCAB, cuales tuve que abandonar por razones familiares que me obligaron a regresar al interior del país, lo cual en su momento me pareció frustrante.

Sin embargo, gracias a ese supuesto mal acontecido, pude luego ya de edad avanzada, estudiar Derecho, profesión en la cual pude contribuir con la justicia y ayudar a personas e instituciones en situaciones difíciles, lo cual quizás porque interpreté el pensamiento del maestro Ossorio, de que “…los abogados somos arquitectos del alma de la gente…”, me facilitó una buena parte de mi realización material  y espiritual.

Años después, también en mi juventud, algunos inconvenientes imprevistos truncaron un plan largamente preparado de viajar a New York a estudiar Business Admistration, lo cual, por mi desconocimiento en aquella época de cómo funciona nuestra vida, me hizo pensar que era un fracaso.

Pues bien, gracias ese segundo supuesto mal que me ocurrió, por cuanto luego conocí Nueva York a donde viajé en varias oportunidades, pude determinar con toda certeza que, ni esa Ciudad ni ninguna de las otras muy grandes que he conocido en el exterior, me habrían producido la sensación de pertenencia, utilidad y confort que experimento en este  maravilloso país que se llama Venezuela y que amo entrañablemente.

Finalmente, haberme divorciado muy joven, lo cual en su momento y por mi adicción a vivir en pareja me pareció un mal  (fracaso), fue lo que me permitió conocer esa compañera de viaje largo por más de 42 años, que tanto amo y que me regaló mi mayor tesoro: mis bellas niñas y mis bellos hijos, que obligan a sentirme permanentemente, con mi juventud prolongada.

Por eso como Shaila Durcal, puedo decir sin reservas de ningún tipo que:  “No hay mal que por bien no venga.”

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: