Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘METEORO GIGANTE’ Category

” DISFRUTEMOS INTENSAMENTE HOY: ES LO  UNICO QUE PODEMOS HACER POR UN MAÑANA… MEJOR”

2236591774_2e20e695deVeintiuno  de Noviembre de 2008, 5:30 p.m., hora de Calgary, Canadá. La cámara de una patrulla de la policía en servicio capta la imagen de una lucecita que, a velocidad incalculable con exactitud, en caída libre se aproxima a la tierra desde el cielo. Por segundos se hace un poco más grande y cae en el Polo Norte. El impacto de ese cuerpo sólido, de entre una y diez toneladas de peso es simplemente monumental e ilumina un radio de 435 millas  (aproximadamente 700 kilómetros) de distancia.

Este evento dramático, capaz de destruir un poblado entero, así como otros igualmente portentosos, me producen reflexión sobre nuestra inmensa vulnerabilidad y pequeñez, frente a la fuerza de la naturaleza, que es imprevisible e incontenible y ante la cual no tenemos como  protegernos físicamente.

¿Por qué cayó en despoblado donde es casi inexistente la vida animal y no en un centro habitado donde habría ocasionado millones de muertes humanas?

Es algo que no sé y ni siquiera me interesa conocer, porque no solicité venir aquí ni establecí por cuanto tiempo. Al fin y al cabo, soy un ente espiritual viviendo una experiencia física, y no hay meteoro, por grande o terrible que sea, con suficiente capacidad para variar mi destino, o acabar con mi alma… que es eterna.

Pero este fenómeno físico, ratifica mi convicción de que debemos vivir intensamente cada momento de nuestra vida física, porque no sabemos  por cuanto tiempo dispondremos de ella. Cada segundo, cada minuto, son una insustituible e irrepetible oportunidad de regocijarse con tantas cosas bellas y agradables que nos depara esta existencia.

Si lo único seguro que tenemos es que un día regresaremos a donde venimos, pero no sabemos cuando, pareciera majadero perder siquiera una oportunidad agradable, emocionante, edificante o diferente de vivir una experiencia feliz.

Por eso soy avaricioso de lograr la mayor cantidad de amor posible; de regalarle belleza y regocijo a mis sentidos; de recrearme en la paz del ambiente, en la ternura y nobleza de mis semejantes; y  de conectarme mediante la oración, con mi amado Padre Celestial, gracias al cual aún continúo este bellísimo periplo por una de sus casas… en el universo.

No comprendo a las personas iracundas, tristes, negativas o de mal humor; creo que no entienden su realidad como seres espirituales viviendo experiencias físicas. Me entristece saber que un día, más temprano que tarde, dejarán este mundo sin haberse llevado lo único que nos es dado como seres vivientes: goce, disfrute, dulzura y amor en la estadía.

Únicamente quienes disfrutan intensamente esta vida, dejan en el recuerdo de sus seres queridos ese mensaje de paz, amor satisfacción  y esperanza de que nuestra temporalidad sobre esta tierra, no es más que una experiencia que nuestra alma experimenta en su ascenso indetenible a estadios superiores.

Quiera Dios que estas reflexiones nos ayuden a disfrutar más de tantas experiencias interesantes y agradables, que algunas veces, aún teniéndolas a mano, dejamos pasar o inadvertimos, preocupados por prepararnos, aun a costa de innecesarios sacrificios, para un futuro que pudiera ser que nunca llegue… para algunos de nosotros.

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: